pt-Tribunal Supremo condena con prisión a padres que practiquen el parto en casa ¿Tienen razón?

Para nadie es un secreto que los últimos años en Europa, se han incrementado paulatinamente el número de individuos que prefieren realizar los partos desde casa. Sin embargo, esta práctica se ha modificado y ahora también han decidido prescindir de los cuidados de médicos colegiados para dicha intervención.

Alegan que la naturaleza ha hecho del cuerpo femenino el lugar idóneo y que está preparado por si solo para traer personas al mundo. Según estas personas no se necesita la intervención de personal y de instrumentos quirúrgicos, estos por el contrario pueden interrumpir un proceso para lo cual se está fisiológicamente programado. En contraparte el Tribunal Supremo se pronunció al respecto y ha condenado esta práctica basándose en que la imprudencia también es un delito.

Es cierto que es un acto natural pero, ha sido demostrado que si no se cumplen las técnicas de asepsia pertinentes tanto el niño como la madre correrán el riesgo de sufrir complicaciones a corto, mediano y largo plazo.

Antecedentes del caso:

La discrepancia se tornó alrededor del caso de una niña quien fue traído al mundo bajo estas condiciones, a la cual no se le corto el cordón umbilical, ni se le limpiaron las secreciones, ni se abrigo adecuadamente.

A pesar de que mostraba signos alarmantes la neonata no fue llevada a tiempo a un hospital. Lo cual ocasionó su muerte a las 24 horas de nacida. En materia penal se le conoce como Omisión y también es condenado por la ley en España (incluyendo estatutos internacionales).

La denominada corriente alternativa es desaprobada jurídicamente y se castiga con hasta 15 años por asesinato por omisión.


Fotografía: Instagram.