pt-Sexo anal: 10 aspectos a tener en cuenta

Aunque el mundo a través de los años se ha vuelto más liberal y dispuesto a aceptar ideas más abiertas, aún existen prejuicios en ciertos temas, sobre todo si hablamos de sexualidad. Las relaciones sexuales son todavía un tabú para algunas personas, por diversos motivos. Temas como la práctica del sexo anal son de difícil abordaje.

El sexo anal es considerado inapropiado, ya que, desde que tenemos uso de razón hemos calificado a esta parte de nuestro cuerpo como algo sucio y no como una fuente de placer, pero está demostrado científicamente que el ano está ligado a las respuestas fisiológicas y sexuales de nuestro cuerpo. Esta práctica hoy en día es cada vez más realizada, sin embargo, al llevarla a cabo es importante tener en cuenta varios aspectos, la escritora Sylvia de Béjar, en su libro "Tu sexo es Tuyo" expone diversas pautas para realizar sexo anal de una manera más segura y placentera:

Es trascendental recordar que el recto no tiene la elasticidad de la vagina.

La persona que vaya a ser penetrada debe estar relajada y totalmente convencida/o de que quiere hacerlo, ya que, esto conlleva la relajación necesaria para disfrutarlo.

Es recomendable el uso de lubricante. Implica untar el ano del receptor y el dedo o dedos, pene o juguete sexual elegido para la penetración.

Es imprescindible el uso de preservativo.

Actuar con gran delicadeza y extremo cuidado.

Dentro de este acto es importante la comunicación, debido a que la persona penetrada es la que guiara el proceso.

(¿Conoces las 4 etapas de tu respuesta sexual?)

Prueba primero con un dedo: Debe estar limpio, a ser posible enfundado en un guante de látex. Introdúcelo lentamente, tan sólo la primera falange, y detente. Es posible que su ano se tense y que tu pareja tenga la sensación de que necesita defecar. Espera un poco para que se acostumbre a la sensación. Mueve despacio el dedo en círculos, lateralmente o en un vaivén de entrada y salida.

Recordando lo anterior y si todo va bien, puedes meter un segundo dedo. Tras jugar un rato en su interior, y si ambos estáis de acuerdo, podréis plantearos dar un nuevo paso.

Si eres mujer, estimúlate el clítoris; si eres hombre, el pene.

Una vez finalizado el encuentro, la retirada deberá realizarse lentamente.

(¿Sabes cuál es el principal órgano sexual? ¡No te lo imaginas!)


Fotografía: Instagram.