pt-Cuatro señales de que estás siendo acosada en tu trabajo

La historia nos ha enseñado el difícil camino por el que hemos transitados las mujeres para poder ser tomadas en cuenta en la sociedad. En la actualidad, vemos como demostramos de lo que somos capaces. Manuela Tomei, Directora del Programa de Condiciones de Trabajo y Empleo de la OIT, menciona que el acoso laboral al género femenino "es un problema universal y afecta a todas las mujeres, sin importar su educación ni donde trabajan ¿Por qué nos importa? Porque es una violación de derechos humanos, es una amenaza a la dignidad, a su seguridad salarial y a su salud y bienestar."

¿Será que por ser mujeres podemos ser atacadas o acosadas con facilidad? El acoso laboral o mobbing según Heinz Leyman, doctor en psicología, es una "Situación en la que una persona ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente, durante un tiempo prolongado sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo".

¿Cómo saber, si estoy siendo acosada?

Entre las señales podemos encontrar:

Aislamiento grupal: en donde el acosador le impide a la mujer interactuar con sus compañeros de trabajo.

Deficiencias comunicativas: no se le permite emitir sus opiniones. El acosador se dirige a la trabajadora acosada de forma inadecuada, mediante gritos, insultos y con tono de voz alto.

Sobrecarga o infracarga de trabajo: se le dan tantas responsabilidades que la mujer no las pueda cumplir y posteriormente se le humilla por esto o al contrario no se le asignan actividades para que esta se sienta frustrada en su horario de trabajo.

Insuficiencia de recursos: se le bloquea la adquisición de los mismos para poder ejecutar sus funciones. 

¿Qué hacer en caso de ser acosada en el trabajo?

Lo primero que debes hacer es hablar y no quedarte callada ante este abuso. Al exponer al acosador este disminuirá su acoso y tú te sentirás apoyada, con mayor fuerza para hacer frente a esta situación. En caso de ser recurrente el acoso es aconsejable buscar ayuda profesional, para controlar los síntomas físicos, psicológicos y ayuda legal.  


Fotografía: Instagram.