pt-7 tips para mejorar la piel grasosa

La piel grasosa es un problema genético, si tus padres tuvieron piel grasosa es muy probable que tú también la tengas. Aunque las hormonas también juegan un papel crucial ya que generalmente este problema se acentúa durante periodos determinados como: la adolescencia, el embarazo, antes de la menstruación o en la menopausia, cuando el sistema endocrino comanda la expresión de estas etapas vitales.

¿Cómo podemos evitar este problema? 

Mantenga su piel completamente limpia: las personas de piel grasa se deben lavar el rostro por lo menos dos veces al día. Se recomienda el empleo de jabones de glicerina.

Aloe vera, excelente opción: el cristal de aloe vera posee una gran cantidad de vitaminas sobre todo la de tipo E (RESULTADO GARANTIZADO), te hará lucir un rostro lozano y radiante.

Usa astringentes: en el mercado existe una gran variedad de toallitas que están previamente impregnadas con alcohol en un punto equilibrado. No se recomienda usarlo puro ya que esto podría resecar la epidermis.

Enjuáguese con agua tibia: en este punto no irrita tu piel.

Mantenga a raya los humectantes: ningún humectante es ideal para la piel grasa .El uso de aceites tapa los poros y causa un mal mayor, el acné.

Aplique mascarillas: las de barro son ideales, en tan solo 20 minutos se notara el cambio de color y textura.

Use cosméticos a base de agua: los dermatólogos concuerdan en los cosméticos a base de aceite irritan más la capa superficial de la piel.

En la mayoría de los casos de piel grasosa se pueden tratar desde casa. Sin embargo se debería acudir al médico de notar un cambio repentino o si aparece acné. Uno de los mitos más grandes de la piel grasa es que causa acné ¡FALSO! El acné se produce cuando la grasa se contamina con bacterias. Los especialistas concuerdan en que cuando se tiene piel grasosa el aceite no queda atrapado porque este llega a la superficie cutánea.


Fotografía: Instagram.