pt-5 técnicas para controlar la ansiedad

Taquicardia, sudoración, malestar digestivo, inquietud, miedo, inseguridad, angustia, son algunos de los síntomas que exhibe una persona que padece ansiedad. Debido a nuestras ajetreadas agendas y todas las actividades que realizamos o queremos llevar a cabo, conseguimos angustiarnos y preocuparnos en exceso, inclusive pudiendo llegar a presentar algún trastorno psicológico.

En la actualidad la ansiedad es un gran problema para muchas mujeres, por lo que surge la siguiente interrogante: ¿Qué se puede hacer para enfrentar esta realidad e inclusive para prevenir llegar a padecerla? Elia Roca, psicóloga clínica, propone cinco técnicas de control de la ansiedad:

Distracción: realiza actividades que te distraigan de sensaciones ansiosas como: hablar con amistades, salir a caminar, observar gente, ropa, bailar, cantar, lo que gustes. Recuerda identificar los síntomas y pensamientos que te llevan a presentar síntomas ansiosos.

Respiración diafragmática lenta: la respiración es una gran herramienta para el control de ansiedad, la intensidad con que respiramos se modifica dependiendo de la situación o actividad que desarrollemos. Por esto cuando estemos ante síntomas ansiosos realizar ejercicios de respiración diafragmática.

Empieza colocando tu mano sobre el abdomen inspira aire contando hasta cinco lento, retenlo contando hasta tres, y bótalo contando nuevamente contando hasta cinco. Toma un descanso de cinco segundos y repite el ejercicio. Es necesario dominar los ejercicios de respiración antes de emplearlos en una situación de ansiedad. Debes practicarlo y cuando sientas un estado de bienestar al respirar es cuando estarás listo para usarlo.

Relajación: Existen muchos tipos de ejercicios de relajación, esta autora te propone concentrarte en relajación de tensión y distensión muscular (contracción y relajación) acompañado siempre de respiración diafragmática lenta. 

Autoinstrucciones: estas son frases o mensajes que te diriges a ti misma para enfrentar la situación. Debes aprender a identificar los pensamientos irracionales que te llevan a los síntomas ansiosos para luego refutarlos con frases positivas y realistas. Confecciona una o dos hojas de pensamientos positivos y llévalos contigo y al sentir que empieza la ansiedad léelo para contrarrestar esas ideas que te llevan a estos síntomas. Dichas frases deben estar orientadas a enfrentar tus temores y confrontarlos.

Imaginación Positiva: imagina que la experiencia de la crisis que has evocado en el ejercicio anterior ocurrió en una película y que tú observas como si fueses un espectador ajeno a ella.

Después, imagina que vuelves a experimentar aquella escena como protagonista, pero que ahora afrontas la crisis con las técnicas que conoces: cambiando tus pensamientos para que no llegue a producirse el círculo vicioso que la provocó. Nota lo que sientes, lo que te dicen los demás y lo que te dices a ti mismo al afrontar la situación de estrés con éxito. Siente orgullo de ti misma por haber superado tu miedo.

¡cambia tus pensamientos y rompe el circulo vicioso!


Fotografía: Instagram.