pt-¿Conoces el Síndrome de Alienación Parental?

La separación es un proceso difícil, pierdes no solo a la persona que creías amar sino ideales y proyectos que se habían planteado juntos. Dichas separaciones traen consigo dolor y sufrimiento, sobre todo cuando hay hijos de por medio. Las rupturas pueden ser, sencillas o destructivas. Esta última es la que más suele afectar a los más pequeños de la casa, ya que ellos se encuentran en medio del conflicto y en muchos casos son empleados por sus progenitores como escudo para contrarrestar los problemas de pareja.

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) consiste en inmiscuir a los hijos dentro de los problemas de pareja. El doctor Luis Fuenmayor expresa que "es un grave trastorno de conducta que afecta a los niños de hogares con conflictos importantes de pareja, al transformarse en víctimas de una perversa manipulación psicológica y emocional por parte de uno de sus padres, en contra de su otro progenitor, con el propósito de socavar la relación afectiva de éste con el niño."

Es de relevancia como madres identificar si tus hijos están pasando por esta manipulación. El doctor y psicólogo Richard Gardner menciona8 síntomas primarios que suele exhibir el niño o la niña:

Campaña de denigración: el hijo o hija da su propia contribución en la campaña de denigración del padre alienado.

Justificaciones fútiles: el niño da pretextos fútiles, pocos creíbles o absurdos para justificar su actitud.

Ausencia de ambivalencia: está seguro de él y el sentimiento de odio hacia el progenitor alienado.

Fenómeno del Pensador Independiente: El propio niño defenderá que la decisión es propia.

Sostén deliberado: El niño apoyará los postulados del padre alienador.

Ausencia de culpa: el niño no exhibe culpabilidad hacia los sentimientos del padre rechazado.

Escenarios prestados: el niño cuenta hechos que no ha vivido o que solo ha escuchado contar.

Generalización a la familia extendida: el hijo o hija extiende su animosidad a todos los miembros de la familia y amigos del progenitor alienado.

Como madres lo más importante es separar la relación de pareja de la relación con tus hijos. Los pequeños deben ser cuidados, amados, respetados y hay que brindarles un ambiente seguro para su óptimo desarrollo. No es recomendable negarles la oportunidad de crecer cerca de sus progenitores. Los procesos de separación no solo afectan a la pareja, sino que los hijos también salen afectados. Sin embargo, ambos padres deben expresar y demostrar su amor incondicional a pesar de la ruptura.


Fotografía: Instagram.