pt-¡Qué la opinión de terceros no conduzca tu vida!

Existen diversos experimentos a nivel psico-social que demuestran la influencia que tiene la presión social en la toma de decisiones. Estos explican que las decisiones son condicionadas por la sociedad, ya que, garantizan inclusión social y pertenencia. El psicólogo Salomon Asch demostró que una persona cambia de opinión si el resto del grupo tiene un parecer común aunque sea contrario al suyo. Todo ello con el objetivo de obedecer a la conformidad social y sentirse aceptado.

Que opinen los demás de nosotros suele crear gran preocupación y malestar. Inclusive sin que estas personas pertenezcan a nuestro círculo. El escarnio público y las críticas son factores que nos suelen importar de más a las mujeres, como nos vemos, que hacemos, que decimos, son aspectos que tomamos en cuenta antes de realizar cualquier actividad, pues nunca sabemos quién puede estar mirando ¿por qué las opiniones de los otros nos importan tanto? Desde que somos niñas la influencia de la sociedad es algo que nos enseñan como regla primordial para un desenvolvimiento acorde en ella.

Con frecuencia decidimos guiarnos por lo que dice la mayoría a pesar de no estar de acuerdo, por miedo al rechazo y falta de seguridad. Que la opinión de los otros no te importe demás, trabajar en la independencia personal, seguridad e ideología propia es de gran beneficio para el desarrollo óptimo de la vida. ¿Cómo puedes hacer para que la opinión de los demás no sea todo en tu vida? Con este artículo no queremos decir que debas erradicar de tu vida las normas y reglas sociales pues estas rigen la vida en sociedad, pero sí que ante estas opiniones aprendas a discernir cual es tóxica y cuales puedes escuchar. Te ofrecemos 6 tips para que la opinión social no dirija tu vida:

Fomenta tu autoestima, tu seguridad e independencia, esto te será de utilidad para poner en tela de juicio la opinión de los demás.

Recuerda que tu vida es tuya y en ella la última palabra la tienes tú.

Equivocarse no es algo malo, de esto puedes aprender.

Se autentica, no intentes ser lo que no eres.

Aprende a diferenciar las críticas que solo te quieren destruir y las que buscan ayudarte.

Evita asumir pensamientos de otras personas hacia ti, si no te lo comunican no te hagas ideas falsas.

Fotografía: Instagram.