Masoquismo emocional: ¿Por qué si nos ignoran o rechazan se vuelven más atractivos?

Es muy frecuente escuchar mientras menos le prestó atención más me busca o si menos caso me hace más me atrae ¿A qué se debe este masoquismo? ¿Por qué si nos ignoran o rechazan se vuelven más atractivos de lo que son? Cuántas de nosotras no hemos sido el ejemplo de estar atraídas por quien menos nos corresponde. Hoy te traemos algunas causas de este comportamiento:

La culpa es de la Oxitocina

Un estudio realizado por Andreas Aarseth Kristoffersen, asistente de investigación en el Departamento de Psicología de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, expresa que "La oxitocina (OT) se ha implicado en la formación y el mantenimiento de diversas relaciones sociales, incluidas las relaciones románticas humanas." En la presentación del estudio el investigador aclaró que "Las personas en una relación donde su pareja duda del vínculo, necesitan implicarse más. La oxitocina podría promover la atención y la motivación hacia la relación cuando hay una amenaza." Es decir, esta hormona estimula el incremento de esfuerzos de una persona para mantener la relación.

Sin embargo, la neuropsicóloga, psicoterapeuta familiar y de pareja, Carolina Ángel Adriana; agrega "En general la actividad hormonal es mayor en personas jóvenes y decrece con los años. En principio, se esperaría que este fenómeno fuese inversamente proporcional a la edad, es decir, que conforme la persona fuese creciendo, fuese aprendiendo y reconociendo su propia valía, sin depender de la relación con otro para constituir su identidad."

Otros factores que también intervienen

También existen otras causas a las que podemos adjudicar este comportamiento masoquista como: la falta de autoestima. A consecuencia de la cual se tiende a agrandar la imagen y el valor del otro por encima del nuestro, aceptando un amor no correspondido que no nos deja identificar la necesidad de reciprocidad, y nos lleva a aceptar el rechazo.

Son más propensas aquellas personas que en su infancia no recibieron de sus cuidadores el afecto necesario para cubrir sus necesidades, esto les lleva a internalizar en su vida: el masoquismo, el rechazo y el menosprecio, como la única alternativa de amor. Y lo más peligroso: la persona no se da cuenta del círculo vicioso que se está produciendo. Mientras más rápido nos demos cuenta que estamos siendo masoquistas emocionales en nuestra relación, más rápido entenderemos que nos estamos desvalorizando. Acepta que el rechazo no es querer y sé capaz de buscar soluciones a la problemática en la relación o termina con esta si no es posible convertirla en una relación basada en el esfuerzo mutuo. 


Fotografía: Instagram.