Más que una injusticia social, un problema de salud pública

Las mujeres han experimentado discriminación de género, el hecho de ser mujer ha disminuido las posibilidades de llevar una vida plena y de calidad. Sin embargo, las luchas para mejorar esta condición no han cesado, al contrario, a mediados del 2017 y 2018 millones de voces se han alzado en contra de los diversos tipos de violencia, discriminación, acoso; causando gran impacto a la lucha por las mujeres, demostrando que ya no nos quedáremos de brazos cruzados ante la injusticia.

Un reciente estudio demuestra que ya esta lacra no solo se puede considerar una injusticia social, sino que también es un problema de salud pública. Catherine Harnois y Joao Luiz Bastos realizaron una investigación publicada en el Journal of Health and Social Behavior, en donde examinaron los patrones de discriminación y acoso en el lugar de trabajo en Estados Unidos y las consecuencias en la salud física y mental. Encontrando "que las mujeres muestran una salud mental y física significativamente peor que los hombres. Ante la pregunta, ¿cuántos de los últimos 30 días cree que su salud mental no ha sido buena? Teniendo en cuenta factores como el estrés, la depresión y los problemas emocionales, las mujeres tuvieron una media de 3,6 días de mala salud de los últimos 30 días. Además, ante la misma pregunta sobre la salud física de los últimos 30 días, la respuesta de las mujeres fue de 2,7 días."


(Meghan Markle: más que una duquesa)


También, este estudio arrojo que "de las mujeres encuestadas sobre la discriminación en el lugar de trabajo, el 8,4% afirmó haber experimentado discriminación de género y el 4,1% acoso sexual en los últimos 12 meses." Asimismo, estos investigadores encontraron que casi una cuarta parte de las mujeres, el 23%, ha experimentado alguna forma de discriminación: por raza, edad o sexo, o una combinación, o algún tipo de acoso en el último año.

Para las mujeres de esta investigación las percepciones de discriminación de género se asocian significativamente con una peor salud mental. Las que sufren acoso sexual, también ven como empeora su salud física. Las persona que han vivido distintas formas de maltrato tienen peor salud mental que aquellas que nunca lo han vivido o las que solo lo han experimentado una vez.


(Incels: una campaña de odio y desprecio hacia las mujeres)


La conclusión de este estudio fue "el sexismo afecta a la salud y al bienestar de las mujeres." Es por lo mencionado que se torna relevante seguir luchando para erradicar esta problemática y así poder desarrollar un vida plena y saludable como mujeres.


Fotografía: Instagram.