Prácticas sexuales: ¿Los límites son subjetivos?

Cada día entendemos mejor nuestra sexualidad a través de nuevos conceptos, investigaciones, y descubrimientos relacionados a la sexualidad. La particularidad de cada ser humano, le agrega al desarrollo del ejercicio de la función sexual el toque personal. Este es un tópico amplio que incluye infinidades de temas que abarcar y que constantemente evoluciona.

El descubrimiento de nuevos elementos de placer sexual nos llevan a reflexionar sobre si en la práctica sexual todo vale. Los límites sexuales son subjetivos y cada quien establece los suyos. Hay parejas que mantienen prácticas tradicionales, mientras otras se sumergen en nuevas experiencias. Algunas que solo emplean su cuerpo y mente como fuente de excitación, mientras otros agregan artilugios al proceso. Hay quienes creen en la monogamia, y otros el amor múltiple. Cada ser humano es un mundo y decidirá como disfrutar su vida sexual.

No temas explorar nuevas opciones para incrementar tu excitación y placer sexual, algunas de estas prácticas son:

El uso de Juguetes eróticos como: dildos, vibradores, anillos, bolas, aceites con olores para masaje, polvos para lamer, geles que dan calor, todo tipo de lubricantes y preservativos, mordazas, esposas, látigos, entre otros.

Juegos eróticos: hacer realidad las fantasías sexuales tuyas o las de tu pareja, resulta vigorizante para la acción sexual. Empleando lencería para jugar, zapatos, disfraces, máscaras, entre otros. Todo queda a tu imaginación.

Desarrollar prácticas comunes en la actualidad como: Dogging (relaciones sexuales al aire libre) Pegging (cambio de rol donde la mujer penetra al hombre con la ayuda de juguetes sexuales) Petting (El erotismo en su nivel más intenso solo mediante el tacto y besos), entre otras.

¡Recuerda que en el ejercicio de tu función sexual mandas tú! Así que si quieres probar nuevas alternativas, eres libre de hacerlo mientras te sientas cómoda y plena con tu decisión.


Fotografía: Instagram.