Gestiona mejor el estrés ó tu cabello lo lamentará

La mujer moderna no tienen límites, es madre, trabajadora, esposa, emprendedora. Se enfrenta a múltiples retos que pueden desencadenar estrés, lo cual interfiere directamente sobre su salud física, emocional y mental. El estrés es detonante espontáneo de numerosas enfermedades. El estrés puede ser una de las causas más comunes de la caída del cabello.

¿Sabes que es el la alopecia por estrés?

Es la pérdida significativa de cabello en zonas localizadas, causada por eventos de ansiedad, nerviosismo, depresión y baja autoestima. El estrés es reconocido por tu cerebro y causa que los folículos pilosos se debiliten.

¡Tranquila, es una condición temporal!

Esta, generalmente, es un estado momentáneo y cuando se consigue superar ese cuadro de estrés y crisis emocional, al cabo de unas semanas el cabello vuelve a crecer por sí solo con la misma vitalidad y fortaleza que tenía antes.

¿Cómo contrarrestar estos síntomas?

Intenta llevar una vida más tranquila, a veces nos aferramos a trivialidades que no dejan nada positivo en la vida.

Haz ejercicio: El ejercicio previene problemas de salud en muchos sentidos: aumenta vitalidad, la fuerza, la energía lo que reduce el estrés, ya que la actividad física produce endorfinas que favorecen el buen estado de ánimo y potencian la felicidad.

Yoga y Pilates: son ejercicios de bajo impacto. Entre sus ventajas tenemos: ejercita más los músculos, aunque sin aumentar el volumen, genera la relajación, el bienestar mental y físico.

Shampoo especializados: con fórmulas exclusivas para tu problema en particular que ayudan al fortalecimiento del folículo piloso y por lo tanto tu cabello crecerá con mayor fuerza y brillo.


Fotografías: Instagram.