Fantasías sexuales: ¿hacerlas realidad o no?

Es una realidad que los seres humanos tenemos fantasías sexuales, Georgina Burgos, en su libro Proyecto Tabú, expresa que "las investigaciones arrojan que el 95% de las personas, sean hombres o mujeres, fantasean con sexo." A pesar de que estás representan una pestaña más dentro de los tabúes de la sexualidad, hoy en día las fantasías eróticas o sexuales son vistas como un recurso para el aumento del erotismo y la excitación dentro del ejercicio de la función sexual. Para Burgos "La fantasía sexual es un recurso erótico como lo puede ser una película pornográfica o un juguete."

La imaginación tiene el poder de alterar lo real, en esta no existen consecuencias, prejuicios, ni nadie te juzga, si tu así lo deseas, existe completa libertad de decisión. Sylvia de Béjar autora del libro Tu sexo es tuyomenciona que "Recrearse en una fantasía no es sinónimo, en ningún caso, de querer llevarla a la práctica." Así como entre la ficción y la realidad hay una distancia, entre lo que fantaseamos y lo que hacemos también la hay. No todas las fantasías se pueden materializar, debido a que dentro de nuestra imaginación y si somos mujeres más, nos liberamos a recrear imágenes detalladas y de vez en cuando aventuras inexplicables pero excitantes que no suelen tener una concordancia con la realidad, por lo que realizarlas es tarea imposible.


(¡4 tips para conseguir la salud financiera!)

Pero si por el contrario nuestras fantasías están dentro de los parámetros reales y analizando lo que puede implicar en nuestra vida ¿Qué te impide disfrutar de una experiencia sexual deseada? Sin embargo, Béjar explica que "Tú puedes imaginar que tienes sexo con 17 hombres y te puede parecer súper excitante. Pero a la hora de la verdad, ya veríamos si serías capaz de aguantarlo y si al cuarto te seguiría apeteciendo tanto."

Según diferentes investigaciones, para algunas personas las fantasías sexuales son representaciones inconscientes de fantasmas, miedos u otros aspectos que posiblemente te pudieron suceder en algún momento de la vida. Es importante observar detenidamente qué causa tus fantasías si tus reacciones son: ansiedad, desagrado o te hacen sentir mal es recomendable asistir a terapia, probablemente otro factor esta interviniendo en este proceso satisfactorio. Nancy Friday, autora de Mi jardín secreto, menciona "por cada persona que me ha hecho partícipe del goce que le produjo hacer realidad sus fantasías sexuales, hay tres o cuatro que sabían de antemano que el intento no daría resultado o habiéndolo probado se llevaron un desengaño."


(¡El látex vuelve para quedarse! (y promete ser el boom de la temporada))

Fotografía: Instagram.