Disforia de Género: ¡6 pautas para apoyar a tu hija o hijo en el proceso!

¡Soy niño queriendo ser niña! o ¡soy niña queriendo ser niño! esta es una de las afirmaciones que consiguen las madres cuando sus hijos desarrollan una contradicción entre el sexo con que nace y el género con que se identifica, a esta negación se le conoce como el termino de transexualidad o Disforia de Género ¿Cómo identificar que mi hija o hijo presenta Disforia de Género? El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) describe que las siguientes características deben aparecer por más de 6 meses, manifestados por un mínimo de seis de las características siguientes:

Un poderoso deseo de ser del otro sexo o una insistencia de que él o ella es del sexo opuesto.

Una fuerte preferencia por vestir solamente ropas del sexo opuesto.

Preferencias marcadas y persistentes por el papel del otro sexo o fantasías referentes a pertenecer al otro sexo.

Una marcada preferencia por los juguetes, juegos o actividades habitualmente utilizados o practicados por el sexo opuesto.

Una marcada preferencia por compañeros de juego del sexo opuesto.

Un marcado disgusto con la propia anatomía sexual.

Un fuerte deseo por poseer los caracteres sexuales tanto primarios como secundarios, correspondientes al sexo que se siente.

De observar algunas de las características anteriores es recomendado asistir a un especialista de la salud mental, preferiblemente familiarizado con estos casos. Se debe observar al niño o la niña durante algún tiempo para descartar que solo sea parte del descubrimiento regular de la identidad, recordemos que como parte del desarrollo, los niños y niñas suelen imitar y representar acciones del sexo contrario sin que esto tenga otra implicación.

Manuel Ródenas, coordinador del Programa de Información y Atención a Transexuales de la Comunidad de Madrid, menciona que la clave como padres para orientar a sus hijos en esta transición "es intentar que el niño crezca con una autoestima sana." Asimismo, aporta 6 pautas y/o recomendaciones generales que los padres pueden seguir:

Aceptar y respetar a su hijo, mostrándole su amor incondicional.

Enfatizar su diferencia positiva. Diferentes somos todos.

Replantearse los estereotipos de géneros tradicionales. No forzar al niño o a la niña a actuar con un estereotipo tradicional.

Buscar recursos de apoyo y asesoramiento en centros que se especializan en este tema.

Es importante que desde los centros escolares conozcan lo que significa la transexualidad, para que así los profesores también den el apoyo necesario.

Los padres deben orientar a sus hijos hacia actividades donde puedan encajary sentirse a gusto, siempre acorde a las preferencias del hijo. Es importante que vayan mostrando sus preferencias poco a poco, sin forzarles a nada.

Fotografía: Instagram.