¿Tomas suficiente agua? Tu piel hablará por ti

El cuerpo humano está conformado en un 70% de agua y es primordial para el estar saludable. ¿Por qué es vital mantenerte hidratada? Esto garantiza mantener limpio el sistema, elimina toxinas y sustancias de desecho y es el vehículo por excelencia de vitaminas, nutrientes y minerales.

A continuación te explicaremos los signos más evidentes de que tu ingesta de agua es insuficiente:

Manchas: es el problema de piel más común y generalmente aparecen por exposición prolongada al sol, tiende a agravarse con la resequedad.

Piel cansada: luce reseca y de mayor edad. La piel del contorno de los ojos es la que más sufre ya que esta se adelgaza al estar deshidratada.

Acné: está muy relacionado con los cambios hormonales que se presentan durante las edades críticas (pubertad y embarazo en el caso de las mujeres). Diversos estudios en la materia han comprobado que tomar suficiente cantidad de agua al día disminuye la cantidad de acné, a través de esta se excretaran toxinas y elementos restantes metabólicos.

Palidez: la sangre deja de fluir a la piel, ésta con el tiempo empieza a perder brillo, también coloración; además, disminuye su capacidad de regeneración, con lo que las arrugas y líneas de expresión se acentúan más en el cutis.

Eccema: este brote de ronchas rojas en mejillas y otras zonas del cuerpo como muñecas, rodillas y parte interna de los codos, causa comezón. Puede presentarse a cualquier edad y se relaciona directamente con piel seca.


¡Definitivamente la piel refleja la falta de vitalidad! Es por esto que se recomienda consumir de 8 a 10 vasos de agua al día. Mantener una dieta rica en hortalizas, frutas, carnes blancas y mariscos ya que contienen grandes cantidades de agua y te ayudan a mantenerte hidratada. 

Sigue estos consejos y veras que tu piel recuperara la lozanía ¡lucirás radiante!

Fotografía: Instagram.