Abstención laboral: ¡4 sugerencias para ser más feliz en tu trabajo!

En los últimos años el nivel de absentismo laboral ha ido en aumento. Según el centro de estudios y análisis de Randstad en España más de 820.000 personas no acuden diariamente a su puesto de trabajo, de ellas 247.000 no acuden por razones diferentes a estar de baja médica, lo que supone un coste anual de 50.200 millones de euros para la empresas españolas. Este es un problema directamente relacionado conla política de la empresa, la calidad del entorno de trabajo y la insatisfacción de los trabajadores. María de los Ángeles Bermejo, psicóloga y mediadora, lo define como "la no presencia del trabajador en su puesto de trabajo, faltar al trabajo cuando estaba previsto que acudiese, justificada o injustificadamente."

Muchos son los factores que causan el absentismo laboral, sin embargo, los factores psicosociales son los que mejor lo explican: despersonalización, desmotivación, baja autoestima, estrés laboral, son algunos de los motivos. Muchas personas ven su trabajo solo como un ingreso para cubrir sus gastos personales, generando desmotivación y acarreando bajas en el estado de ánimo. También, la sobrecarga en el puesto laboral genera un gran distrés (tipo negativo de estrés) laboral. Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, menciona algunas medidas generales para reducir esta alarmante situación:

(Pros y contras de los Job Hoppers)

Fomentar la conciliación laboral y familiar: sobre todo en el caso de las mujeres trabajadoras, que suelen responder a la carga de los hijos o personas dependientes.

Flexibilidad laboral consensuada entre empresa y trabajador: reducción de horas extras, propuestas según situaciones especiales. La posibilidad de trabajar desde casa o un diálogo más abierto entre directivos y empleados.

Mejorar la salud y el ambiente en el entorno laboral: en muchas situaciones el clima laboral no es el más adecuado, por lo que el trabajador se ve afectado emocionalmente, perjudicando su desempeño laboral.

(Psicología Económica: ¿Cómo tomamos desiciones económicas?)

Crear planes para reducir el distrés.

Imagen: Instagram.