¿Te autoconoces? ¡Consíguelo con la ventana de Johari!

El autoconocimiento es una herramienta fundamental para el crecimiento personal. Este ayuda a prevenir conflictos, a evaluar nuestras virtudes y defectos, a identificar aspectos que podamos fomentar o modificar, a observar situaciones y emplear estrategias acordes a nuestras posibilidades, entre otros beneficios. A lo largo de la vida vamos desarrollando áreas de nuestra personalidad, que utilizamos al desenvolvernos cada día, algunas de estas áreas las conocemos solo nosotros, mientras otras las demás personas la perciben primero. Inclusive escuchamos opiniones de aspectos que no reconocemos como nuestros. Estas incongruencias suelen generar conflictos a nivel personal y profesional, por lo que se torna relevante realizar una exploración de nuestro ser para conocernos.

Existen diversas estrategias de autoconocimiento, Joseph Luft y Harry Ingham, diseñaron una herramienta que llamaron ventana de Johari. Esta está compuesta por dos ejes; uno horizontal "el yo," el cual, recoge lo que sé o lo que desconozco de mí mismo. Y el vertical "el o los otros," lo que los otros saben o desconocen de mí. Creándose cuatro cuadrantes que describen cuatro áreas del propio conocimiento en las relaciones:

(La neurogénesis en adultos: ¿realidad o ficción?)

Área pública o libre: aquí se sitúan las experiencias y los datos conocido por uno mismo y por los demás.

Área ciega: se refiere a la percepción que tienen los demás de ti mismo y de la que no siempre eres consciente.

Área oculta: es aquella parte de ti mismo que solo tú conoces y que no muestras a los otros.

Área desconocida: es el área que representa aquello de lo que ni tú ni tu entorno conocen de ti.

Aspectos a tomar en cuenta al desarrollar esta estrategia:


(Masoquismo emocional: ¿Por qué si nos ignoran o rechazan se vuelven más atractivos?)


Para el llenado de esta actividad es necesario comunicarte con tu entorno, y así recaudar la información requerida, mientras más información recaudes mejor para comparar.

Pregunta a las demás personas que opinan de ti. Recuerda, estar dispuesta a escuchar y prepárate, ya que no todo será positivo. La sinceridad es clave para este ejercicio.

A medida que se va llenando la información las áreas suelen modificarse, por ejemplo, cuando las personas empiezan a transmitir su percepción sobre ti el área ciega disminuye.

El área desconocida es la mas difícil de llenar, implica realizar una exploración profunda de uno mismo para lograr identificar los aspectos deseados.

Expandir el área pública, incrementa la confianza, el autoconocimiento y desarrolla una mejor relación con el entorno.

Imágenes: Pinterest.