Salud Sexual: ¿Conoces tus derechos sexuales y reproductivos?

En la antigüedad se creía que la sexualidad humana tenía un solo fin: la reproducción. Diversas investigaciones cambiaron aquellas concepciones arcaicas hasta entender la sexualidad como la conocemos hoy en día. Una de las luchas fue por la creación de derechos que garantizaran que cada persona pudiera tomar decisiones sobre su vida sexual y reproductiva, con libertad, confianza y seguridad.

¿Sabías que existen los derechos sexuales y reproductivos? estos son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad. Fueron propuestos en la Declaración del XIII Congreso Mundial de Sexología en 1997, celebrado en Valencia.  La Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) expresa que entre los derechos sexuales y reproductivos se encuentran:


1. Derecho a la libertad sexual: Abarca la posibilidad de los individuos para expresar su sexualidad. Sin embargo, éste excluye todas las formas de coerción, explotación y abuso sexual en cualquier momento y situaciones de vida.

2. Derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexual: Supone la habilidad para tomar decisiones autónomas sobre la vida sexual de uno mismo dentro del contexto erótico, personal y social.

3. Derecho a la privacidad sexual: Supone el derecho a que los comportamientos sexuales queden en la intimidad.

4. Derecho a la igualdad sexual: Se refiere a estar libre de toda discriminación.

5. Derecho al placer sexual: Como fuente de bienestar físico, psicológico e intelectual.

6. Derecho a la expresión de las emociones sexuales: Los individuos tienen derecho a expresar con comunicación, tacto, emoción y amor.

7. Derecho para la libre asociación sexual: Se refiere a la posibilidad de casarse o no, divorciarse o no, así como establecer otros tipos de asociaciones.

8. Derecho a la elección reproductiva libre y responsable: Consta sobre la decisión de tener hijos, el tiempo entre el nacimiento de cada uno ellos, así como al acceso a la regulación de la fertilidad.

9. Derecho a la información sexual basada en datos científicos: Implica que se debe generar a través de un proceso científico ético y diseminarse por las vías apropiadas a todos los niveles sociales.

10. Derecho a educación sexual comprensiva: Es un proceso de toda la vida, desde el nacimiento, y que continúa a lo largo de la vida, el cual debe involucrar todas las instituciones sociales.

11. Derecho al cuidado de la salud sexual: Debe de estar disponible para la prevención y tratamiento enfermedades de transmisión sexual.

¿Será que por desconocer nuestros derechos sexuales nos sometemos a castrar nuestro placer y pleno disfrute? ¡defendamos lo que por derecho nos corresponde!



Fotografía: Instagram.