Sexualidad: Conoce las 4 etapas de tu respuesta sexual

La interpretación de la sexualidad humana difiere de individuo a individuo, cada uno lo practica de forma subjetiva, según su placer y desarrollando conductas propias. A pesar de estas diferencias el organismo responde ante el acto sexual de una misma forma. Masters y Johnson, ginecólogo y psicóloga respectivamente, realizaron una investigación, donde se observó el ejercicio sexual de diversas parejas e identificaron cuatro etapas en la respuesta sexual (exitación, meseta, orgasmo y resolución) posteriormente, Helen Kaplan agregaría como punto inicial la fase del deseo. En cada etapa se desarrollan una serie de cambios psicofisiológicos.

Deseo: es generado de manera cognitiva, mantiene relación con la decisión de la interactuar físicamente. Cuando este aparece, se ejecutan conductas para propiciar un encuentro romántico o sexual.

Exitación: comienza con la estimulación física, psicológica o la combinación de ambas. En la mujer se caracteriza por lubricación vaginal, dilatación de la parte superior de la vagina, aumento del tamaño del clítoris y de los pechos debido a la vasocongestión (aumento en la cantidad de sangre). También se experimenta rubor sexual, incremento del ritmo cardiaco y aumento de la presión arterial.

Meseta o mantenimiento: en esta etapa se observa la tensión de diversos músculos con elevados niveles de vasocongestión. En la mujer se produce la contracción de las paredes vaginales, para darle paso a la siguiente etapa. El útero aumenta de tamaño y los labios menores se oscurecen. Asimismo, comienzan a producirse contracciones involuntarias del recto.

(Sexo anal: ¡10 aspectos a tener en cuenta!)

Orgasmo: es el clímax en el acto sexual, cuando alcanza su mayor intensidad. Se caracteriza por la descarga de la tensión muscular acumulada en la fase anterior. En la mujer se contraen los músculos a intervalos de 0,8 segundos entre 5-12 veces dejando una sensación placentera.

Resolución: es la última fase del ciclo de respuesta sexual, el cuerpo de forma paulatina vuelve a su estado inicial entrando en reposo. A diferencia de los hombres las mujeres no requieren de un largo tiempo para reiniciar un nuevo ciclo de respuesta sexual por lo que son capaces de presentar orgasmos múltiples en períodos cortos de tiempo. 

(¿Sabes cuál es el principal órgano sexual? ¡No te lo imaginas!)


Fotografía: Instagram.