¿Cómo la contaminación afecta tu salud?

Para muchos es una "verdad incómoda". Incomoda a los gobiernos del mundo que no aceptan que la industrialización que ellos incentivan está trayendo repercusiones. Incomoda a las grandes empresas que actúan de manera inescrupulosa, arrojando millones de desperdicios y acabando con los ecosistemas. Los terribles problemas medioambientales llegan a cada país del planeta (en unas zonas más marcados que en otras). No importa si resides en Europa, Sudamérica o Estados Unidos, los efectos tienen un foco en cada lugar. Tanto así, que los niveles de contaminación han obligado a comunidades enteras desplazarse.

Cada vez son más los epidemiólogos, biólogos, infectólogos e investigadores de diferentes ramas de las ciencias puras que tratan de anticipar una pregunta muy importante: ¿Cómo será la salud global en vista de todos estos acontecimientos? Los científicos trabajan sin cesar para calcular el efecto del calentamiento global, la elevación del nivel del mar, las variaciones de la temperatura y las afecciones, la manera en que la erosión y el efecto invernadero acabaran con las tierras fértiles. Ante estas realidades algunos expertos indican lo siguiente:

Con respecto a las enfermedades transmitidas por los mosquitos, con la subida de las temperaturas, no es solo que se propagarían más, sino que cambiarían sus escenarios.

Muchas zonas que ahora los sufren, dejarán de sufrirlo, ya que a estos insectos viven en temperaturas específicas, aquellas zonas que sobrepasen los 30 grados centígrados se librarán de ellos. Mientras que las zonas que estuvieran, por ejemplo en 23 grados y subieran a 25, notarían un alarmante incremento de mosquitos y de las enfermedades que traen consigo. En las zonas frías la situación no cambiará significativamente, ya que no alcanzarían los umbrales mínimos de temperatura.

Si las tierras fértiles se vuelven inutilizables para la industria agrícola, ganadera y alimentaria; los niveles de hambre aumentarían y con ello el efecto más perjudicial es que se elevarían las tasas de mortalidad.

La energía atómica y las radiaciones originan la multiplicación de los factores de riesgo para que diversos tipos de cáncer proliferen, además de numerosas enfermedades del sistema respiratorio.

Aparentemente se ha hipotecado la salud de ésta y de las siguientes generaciones del planeta...


Fotografía: Instagram.