¡Mi Hija o Hijo es Homosexual!

Hoy en día nuestra sociedad ha evolucionado, ya lo estereotipos sociales arcaicos no son tan arraigados, pues nuestra sociedad ha comenzado el proceso de aceptación a la diversidad, ya que como seres humanos poseemos características y cualidades que nos diferencian unos de los otros. Gracias a los diversos movimientos que luchan por la aceptación de la diversidad y la igualdad, la diferencia es más aceptada, una de las luchas más emblemática es la aceptación de las diversas orientaciones sexuales.

Sin embargo, para algunas personas aun esto significa un problema de aceptación y convivencia social. Los padres debido a las normas, estereotipos y prejuicios sociales bajo los que han crecido, se les hace difícil aceptar que sus hijos son homosexuales ¿Qué pasa si mi hijo es homosexual? La noticia de que la orientación sexual de un hijo no es la esperada es una gran sorpresa por lo que como madre conlleva un proceso de asimilación así como lo tuvo que asimilar tu hijo o hija en su momento. La fundación Familia para la Diversidad describe tres proceso por lo que se pasa ante esta realidad:

Proceso de Duelo Shock Inicial: algunas familias, ante el conocimiento de la homosexualidad de un hijo o de una hija sufren un shock y no saben cómo actuar. Se produce una conmoción y un sentimiento de irrealidad. En esta etapa surgen emociones como culpa (nadie la tiene), miedo (se debe superar y enfrentar), para esto es recomendable educarse ante la situación, surge la negación de la realidad, no intentes persuadir a tu hijo o hija no es una opción pues no fue su decisión, no lo rechaces.

2. Afrontamiento de la Realidad: la comunicación con tu hijo o hija es fundamental para que juntos logren asimilar esta realidad. Despréndete de su propia homofobia y acepta a tu hijo tal y como es. De sentir que la situación va mas allá se su compresión buscar apoyo es la decisión ideal.

3. Reestructuración Familiar: para este describen dos opciones: Asimilación y la aceptación real, apoyo incondicional: tener dudas y miedo es un proceso normal, Este sigue siendo tú hijo o hija solo que ahora lo conoces mejor. El dialogo, el respeto y el amor serán la base de esta nueva realidad familiar.

Resignación aceptación ficticia, ruptura familiar: Algunas familias simplemente se resignan y ven la homosexualidad como una falla, obviando la realidad y simulando que nunca paso. Mantienen una relación familiar superficial. En otros casos si el proceso antes desarrollado no es superado se llega al alejamiento y ruptura familiar.

¡Lo mejor que le puedes ofrecer a tus hijos en esta situación como madre es apoyo incondicional!