¡La convicción de Sienna Miller se impuso en la ONU!

 La reconocida actriz americana alzó su voz ante la Comisión Anual de la ONU sobre el Estatus de la Mujer y expuso sus fuertes ideales bajo la premisa de "Me Too: ¿Ahora qué?"

El discurso estuvo cargado de emoción pero con un claro sentido de lo que es correcto, donde enfatizo su opinión en contra la brecha salarial, incluso ofreció su testimonio especificando como había sido desvalorizada por el "simple hecho de ser mujer." A su vez toco temas de gran relevancia como el acoso sexual que sufre la mujer en la actualidad y acentúo su apoyo al movimiento Time's Up asegurando que "el futuro es igualitario."Aseguró en su discurso que este "Fue un punto de inflexión en mi vida, no por coger el papel, sino por rechazarlo. Fue la primera vez en mi vida profesional en la que dije que no por principios"

Miller relató detalladamente como años atrás había luchado por conseguir un maravilloso trabajo en Broadway y con esfuerzo, tiempo y dedicación consiguió lo que para ella era un papel "ensueño", lo peculiar de la historia es que se vio forzada renunciar a dicha obra debido a que el sueldo que le ofrecían era menos de la mitad de lo que cobraba su compañero masculino, ¿Injusticia o discriminación de género? También hizo especial referencia al hecho de que todas las mujeres en algún momento de la vida han sufrido de acoso sexual, en su caso donde ni la fama, ni el dinero y mucho menos el talento la ha hecho intocable.

Con esta conmovedora frase la talentosa actriz de 36 años pone fin a la ronda de palabra en la última conferencia de la ONU "Vivimos en una sociedad corrompida, todos los días en la calle se presentan violaciones, ¿Dónde están los valores de la humanidad?, ¿Dónde está el sentido de empatía?, somos mujeres no animales, merecemos respeto, merecemos ser admiradas."


Fotografía: Instagram.