¡Descubre la fuente de la eterna juventud! (Sí, existe)

 La mujeres nos enfrentamos diariamente a diversos desafíos y nuestro organismo debe estar preparado para encarar todo tipo de retos. Una de las mayores amenazas son los radicales libres .Todos hemos escuchado de ellos, pero ¿Realmente sabes qué son? Te lo explicaremos de una forma sencilla: son electrones desapareados que desestabilizan moléculas, dañan nuestro cuerpo, causando el envejecimiento y también puede ser el detonante de graves enfermedades.

Se forman en muchos procesos del cuerpo, por ejemplo en el metabolismo o por el sistema inmune para atacar virus y bacterias. Sin embargo, existen factores ambientales, contaminación, cigarrillo, mala alimentación que aumenta la proporción de radicales libres preexistentes en cuerpo humano.

 Los antioxidantes parecen ser la solución al grave problema. Estos compuestos químicos neutralizan los radicales libres ya que estos donan uno de sus electrones, y ponen fin a la cadena de robos.

¿Qué alimentos son ricos en antioxidantes?

  • Vitamina A: presentes en verduras de color verde y con tintes colorados, anaranjados y amarillos (betacarotenos), como brócoli, coles, espinacas, lechuga, perejil, batatas, calabaza, zanahoria. También están en el melón, mango, hígado, manteca, yema de huevo, lácteos y atún
  • Vitamina C: lo conseguimos en la naranja, pimentón, guayaba, repollo, chile ¿Sabías que el kiwi es el alimento que proporciona una mayor cantidad de esta vitamina?
  • Vitamina E: los aceites vegetales de maíz (como los aceites de germen de trigo, girasol, cártamo, maíz y soya). Nueces (como las almendras, el maní y las avellanas). Semillas (como las semillas de girasol). Hortalizas de hoja verde (como las espinacas y el brócoli) son ricos en estos nutrientes.
  • Licopeno: presentes en tomates. (tu cuerpo absorbe mejor el licopeno de los productos elaborados con tomate cocido).Papaya roja, guayabas, sandía, perejil seco y albahaca.
  • Luteína: puede encontrarse en diversos vegetales y granos, tales como la col rizada, espinaca, lechuga romana, brócoli, succino, maíz, semillas de trigo, zapallo, col de Bruselas, acelgas, apio, espárragos, nabo verde.
  • Selenio: lo puedes conseguir en carne, pescados, mariscos, cereales integrales, productos lácteos, huevos, frutas y verduras.

¡Ya no tienes excusa! evita los radicales libres alimentándote sanamente y retrasa el envejecimiento.


Fotografía: Instagram.