¡6 Pautas para la Educación Sexual de tus Hijos!

Muchos de los problemas sexuales que presentamos como adultas son debido a una mala o inexistente educación sexual cuando éramos niñas. Como madres se torna difícil hablarles a nuestros hijos de la sexualidad y es que es razonable pues lo más probables es que nosotros aprendimos lo poco que conocemos de ella por ensayo y error, sin darnos cuenta de todo lo que nos queda por aprender y que le podemos enseñar a nuestros hijos.

Lo primero que debemos reconocer es que la sexualidad es algo natural y una necesidad básica del ser humano, por ende todos experimentamos sensaciones sexuales desde que nacemos. La Organización Mundial de la Salud menciona que la sexualidad "nos motiva a buscar afecto, placer, ternura e intimidad." Esta forma parte esencial del ser humano por lo que fomentar un desarrollo sano y placentero permitirá favorecer el desarrollo integral de la persona.

Diversos aspectos de sexualidad se les van mostrando a los hijos desde que nacen con los cariños, afecto, caricias y mimos que son condiciones positivas de la sexualidad. Graciela Hernández escritora comenta que la sexualidad en la infancia existe. Que "se desarrolla y expresa fundamentalmente a través de la curiosidad (observación, manipulación, autodescubrimiento, fisgoneo o haciendo preguntas) y el juego (exploración, imitación e identificación)." Algunas pautas a tomar en cuenta al educar a tus hijos en cuanto a la sexualidad pueden ser:

Es importante saber que el significado con el que los niños ven, experimentan y descubren su sexualidad no tiene casi nada que ver con la de los adultos. Ya que sus actividades sexuales se basan en motivos distintos y para nada referentes a las de un adulto.

Del mundo y la sociedad también aprenden sobre sexualidad, estas enseñanzas no siempre suelen ser positivas, por lo que mostrar una actitud receptiva y libre sobre el tema de la sexualidad ayudara a que los chicos no crean en todo lo que el mundo les dice sino que sean críticos y busquen informarse de fuentes mas confiables como los padres.

Nunca es temprano ni precoz hablar con los niños de sexualidad, ante cualquier duda o curiosidad orienta al niño sin evadir la conversación, estimula la comunicación y confianza en tus hijos.

Como padres es trascendental ser los que propicien las conversaciones sobre sexualidad, se pueden emplear dudas comunes para aclarar y emplear materiales como ilustraciones o la tecnología para explicarlas.

Trata de emplear explicaciones simples que el niño pueda entender con facilidad.

Asegúrate que entendió lo que quisiste explicar o la duda que se planteo, siempre aliéntalos a que pueden contar contigo si llegasen a querer saber algo mas. 


Fotografía: Instagram.